miércoles, 25 de mayo de 2011

Asesinos Seriales de México

Al igual que muchos otros países del mundo, México cuenta con un extenso historial de asesinos seriales que, si bien no son tan conocidos como Edward Gein, John Wayne Gacy, Jack el Destripador o Harold Shipman, sí tiene un número considerable de psicópatas y degenerados cuyos crímenes no envidian en lo mínimo a los ya mencionados.
A continuación, una lista de los más conocidos.

Abdel Latif Sharif: Conocido como el Chacal, el Destripador y el Depredador de Ciudad Juárez), es el principal sospechoso en el caso de las muertas de Juárez, y a pesar de ello, se le condenó por un solo asesinato en 1995, aunque se cree que fue mínimo, el autor de otros quince en la ciudad fronteriza.

Adolfo de Jesús Constanzo y Sara Aldrete: El Padrino y la Madrina de Matamoros. Eran narcotraficantes y líderes de un culto conocido como "Los Narcosatánicos", siendo responsables de al menos una docena de asesinatos para rituales que mezclaban la tradición de la santería con el satanismo. Operaban en varias ciudades fronterizas de Estados Unidos y México durante la década de los ochenta.

Agustín Salas del Valle: Un asesino que se enfocaba en prostitutas de entre 20 y 40 años de edad, a quienes llevaba a hoteles en el Centro de la Ciudad de México. Ahí, las amagaba, las golpeaba y las violaba; para finalmente asesinarlas por estrangulación con cualquier cosa a su alcance, o también las apuñalaba.
Acostumbraba dejar los cuerpos en la habitación, envueltos en cobijas y ocultándolas bajo la cama para luego dejar mensajes en espejos y muros del lugar. Fue detenido en 1993 tras asesinar a una prostituta de forma ritual. Los medios lo nombraron "Jack el estrangulador".


Alejandro Máynez y Ana Benavides: Otros culpables de varios homicidios en Ciudad Juárez. Máynez era parte de una red de tráfico de personas y criminal sexual; se le acusó por dos feminicidios de empleadas suyas. Benavides era una satanista, a quien se le condenó por el asesinato de una familia de tres. Actuaron durante la década de 1980 y principios de los noventa.

Ángel Maturino Reséndiz: Llamado "el asesino de las vías del tren", fue culpable de asesinar a dieciséis personas en los estados de Texas, Illinois, Kentucky, California y Florida en el lapso entre 1986 y 1999. Su modus operandi consistía en entrar a las casas de sus víctimas durante la noche, asesinándolas mediante apuñalamiento o por arma de fuego; y posteriormente prendía fuego a la vivienda. Intentó justificarse con un delirio religioso, ya que de acuerdo a él, al matar a sus víctimas las purificaba.

Aracéli Vázquez: Se cree que era una copycat de la famosa "Mataviejitas". Fue condenada por el asesinato de una anciana en el 2003, aunque se sospecha de ella como culpable de múltiples asesinatos entre 1998 y 2003.

Cristina Soledad Sánchez: "La Asesina de Taxistas". Mató a cinco hombres, incluído su novio, mediante apuñalamiento. Se deshacía de sus víctimas tirándolas a un pozo de agua, y se cree que una de ellas aún permanecía con vida cuando la arrojó al pozo durante el 2010.

David Avendaño Ballina: Era un proxeneta, y se le acusó de asesinar a 70 de sus clientes mediante un coctél de benzodiacepina o ciclopentolato mezclado con alcohol. Era ayudado por una banda de varias mujeres y algunos hombres, a la cual se le conocía como "Las Goteras". Actuó entre los últimos años del siglo XX y la primera década de este milenio.

Delfina, María de Jesus, Carmen y Eva González: Las "Poquianchis", eran un grupo de hermanas que se dedicaban a la trata de blancas y la prostitución de estas. Son responsables de cerca de cien homicidios, y si bien la cifra oficial es de 80 mujeres y 11 hombres, la cifra estimada se cree que es de hasta 150. Las Poquianchis mandaban matar a sus objetivos, y enterraban sus restos en fosas clandestinas de su hacienda en San Francisco del Rincón, Guanajuato. Son las asesinas más prolíficas en la historia de México, y cometieron todos sus crímenes entre los años cincuenta y sesenta.

Emma Arguello, Roxanna Lizbeth Arredón Arguello y Leslie Madeline Arellanes Arrendón: "Las Viudas Negras de la Ciudad de México", eran una familia consistente de abuela, madre e hija, que asesinaron a dos hombres; el esposo de Roxanna, a quien asesinaron atropellándolo; y a una pareja de Leslie, a quien mataron a golpes. Todo esto entre los años 2009 y 2010.

Felícitas Sánchez Aguillón: Asesinó a un gran número de bebés y niños en la década de 1930, ganándose el apodo de "la Ogresa de la Colonia Roma". Practicaba abortos clandestinos, traficaba con niños y llegaba incluso a realizar "abortos" aunque la madre ya estuviese en labor de parto. Asesinaba a los bebés y niños que no podía vender mediante asfixia, envenenamiento, apuñalamiento e inclusive por inmolación.

Felipe Espinoza: Asesinó a 24 estadounidenses en 1863 en Colorado. Sus crímenes estaban motivados por sentimientos de xenofobia y racismo, y asesinó tanto a hombres como a mujeres, desmembrándolos.

Francisco Guerrero: Llamado "El Chalequero", era un criminal sexual responsable de asesinar a 21 sexoservidoras, a quienes violó, estranguló y finalmente decapitó entre los años de 1880 y 1908 en la Ciudad de México.

Guadalupe Martínez de Bejarano: Una sádica sexual conocida como "La Temible Bejarano" que operó a finales del siglo XIX y principios del XX, asesinando a tres mujeres por inanición, a quienes previamente retuvo por meses sometiéndolas a tortura.

Gregorio Cárdenas: Un criminal sexual conocido como "El Estrangulador de Tacuba". Fue responsable del asesinato de 4 mujeres en 1942 en la Ciudad de México, con la delirante idea de revivirlas al estilo del monstruo de Frankenstein.

Higinio "El Pelón" Sobera: Era un enefermo mental que asesinó a 2 personas a tiros en 1952 en la Ciudad de México sin razón o motivo aparente. Se cree que mató a más personas.

Jesús Manuel Guardado Márquez, Victor Manuel Moreno Rivero, José Gaspar Cevallos y Agustín Toribio Castillo: Una banda de criminales sexuales conocidos como "Los Ruleteros de Ciudad Juárez", que asesinó a cinco mujeres en la década de 1990.

 José Luis Calva Zepeda: Llamado también "El Caníbal de la Guerrero" o "El Poeta Caníbal", asesinó a 3 personas en su departamento de la colonia Guerrero. Fue detenido en el 2007 tras asesinar a su pareja sentimental; y en su departamento se encontraron restos de carne y un plato con cubiertos, así como el tronco de la mujer que fue reportada desaparecida el 5 de octubre de ese año por sus familiares. Otras partes del cuerpo fueron encontradas en el refrigerador, mientras que su antebrazo fue hallado frito en un sartén.
A Calva Zepeda se le relacionó con la muerte de una de sus ex-novias, a quien encerró en un automóvil para que no pudiera escapar y la descuartizó al llegar a un basurero.
También se le encontró culpable de la muerte de una sexoservidora. El 18 de Octubre se le vinculó con otra ex-novia previamente maltratada, a quien obligó a ver películas de temática zoofílica y a tener relaciones sadomasoquistas. Calva Zepeda se suicidó el 11 de diciembre de ese año.



José Ortiz Muñoz: El "Sapo de Lecumberri", era un militar que cometió un número indeterminado de asesinatos mediante machetes y armas de fuego durante el periodo entre los años 20 y los 40. Su posible número de víctimas asciende a tal vez más de 100, de sexo indistinto y de todas las edades. Se rumora que todavía cometió más asesinatos estando en el Palacio de Lecumberri, y que no hubo más opción que llevarlo a las Islas Marías para asesinarlo de un tiro a la cabeza.



Juana Barraza Samperio: La famosa "Mataviejitas" asesinó a 17 mujeres de edad avanzada en un periodo de tiempo entre 1989 y el año 2005, haciéndose pasar por una enfermera para cometer los crímenes. Llegó a matar a 51 ancianas, a quienes estranguló o apuñaló.


Juan Corona: Un criminal conocido como "El Asesino del Machete". Asesinó a 25 inmigrantes y vagabundos tras haberlos sodomizado en el año de 1971 en California, Estados Unidos.

Macario Alcala Canchola: Conocido como "el Jack Mexicano", era un copycat de Jack el Destripador que asesinó por lo menos a dos sexoservidoras durante la década de los 60 en la Ciudad de México. Se le atribuyen otros doce homicidios.


Madgalena Solís: Criminal sexual, sectaria y fanática religiosa conocida como "La Gran Sacerdotisa de la Sangre" que asesinó a ocho personas en sacrificios rituales en el estado de Nuevo León en 1963. Bebía la sangre de sus víctimas.

María Reyes: "La Pescuecera". Era una enferma mental responsable del asesinato de un gran número de niños a finales del siglo XIX e inicios del XX. Los secuestraba y luego los estrangulaba.


Mario Alberto Sulú Canché: Criminal sexual que asesinó a 3 mujeres jóvenes durante el 2007 y el 2008 en Yucatán, actos que le otorgaron el apodo del "Matachavitas". Las estranguló o las mató a golpes.

Pedro Padilla Flores: "El Asesino del Río Bravo". Violó y asesinó a un número indeterminado de mujeres en la década de los 80 en Ciudad Juárez. Fue detenido en 1985, pero escapó en 1990. Se le cree culpable de múltiples feminicidios en Juárez, incluido el de la holandesa Hester Suzanne van Nierop, asesinada en 1999.

Raúl Osiel Marroquín: "El Sádico", secuestró y asesinó a 4 homosexuales en el año 2005. Los torturó y asfixió por motivos de odio.


Rodolfo Fierro: Llamado "El Carnicero de Villa", era un revolucionario que liberaba en campo abierto a varios prisioneros de guerra para cazarlos como animales. Asesinó a un número indeterminado de prisioneros durante la década de 1910, y según John Reed, asesinó por lo menos a 15 personas, aunque otros informes dicen que el total de víctimas asciende a 300.


Sergio Armendáriz Díaz, Juan Contreras Jurado, Carlos Barrientos Vidales, Luis Andrade y José Juárez Reyes Rosales: Una banda de criminales que asesinaron a 10 mujeres hasta 1996, cuando los capturaron. Se les cree cómplices de Latif Sharif, probablemente sicarios.

Victor Javier García Uribe y Gustavo González Meza: Conocidos como "El Cerillo y la Foca", se les detuvo en el año 2001 por feminicidios en Ciudad Juárez. 

7 comentarios:

  1. Wao.... Si que hay para escoger...

    ResponderEliminar
  2. Victor Javier García Uribe y Gustavo González Meza: Conocidos como "El Cerillo y la Foca", se les detuvo en el año 2001 por feminicidios en Ciudad Juárez.

    femenicidios que jamas se les pudo comprobar y que se declararon culpables bajo tortura,tambien les asesinaron o amenazaron a sus abogados por estar a un paso de esclarecer que ellos no fueron los culpables de absolutamente nada, en paz descansen las personas involucradas en este caso que fallecieron en pos de la verdad

    ResponderEliminar
  3. Celerino Pedroza "El Chacal" Asesino serial en los años 70s, este hombre sembró el terror en la zona de Puerto Vallarta Jalisco y sus alrededores, se cuenta que por meses consecutivos en las zonas aledañas a esta ciudad y en orillas de sus rios, aparecían cadáveres de personas del bajo mundo, y en ese entonces la sociedad estaba desconcertadas de como en un pueblo tranquilo donde todos se conocían y ayudaban. Según la historia era un individuo enjuto, entrado en años y complexión delgada, cabe destacar que el los mataba y se descubrieron 11 cadáveres de personas enterradas abajo de donde estaba su cama en su choza de donde vivía. El numero de personas que mato es indefinido, lo ejecutaron con inyección letal en Vallarta y se supo que era de León Guanajuato en donde mato a sus padre, El CHACAL.

    ResponderEliminar
  4. Y yo creyendo que los únicos famosos y "cabrones" eran; El Chalequero, Las Poquianchis, La Ogresa de la Colonia Roma y por supuesto: El Estrangulador de Tacuba.

    Sorprendente en verdad.

    ResponderEliminar
  5. faltan los asesinos de Tecali de Herrera, que se les atribuye 3 muertes y bajo inventigación de 2 más, todos en Puebla

    ResponderEliminar