martes, 28 de enero de 2014

El Toyol.

Un Toyol en la película "Alamak, Toyol!"
En el sureste asiático, existe una creencia en los poderes del Toyol, un espíritu del folklore que esusado para obtener diversos favores a cambio de sangre humana.
Se le conoce también como Kwee Kia, o Koman-tong (para un Toyol masculino) y Koman-lay (para uno femenino). En las Filipinas se cree en un espíritu infantil llamado el "nyanak", mientras que en Camboya se les conoce como "Cohen Kroh". En Corea del Sur existen también como los "Do Yeol".
El Toyol es un espíritu invocado por un duikun (un tipo de chamán indonesio) o un pawang (médico brujo malayo) a partir de un feto muerto, mediante magia negra. Esta criatura puede ser invocada para trabajar con un humano bajo sus propios términos.
Hay tres formas de obtener un Toyol: comprárselo a un hechicero de magia negra, usar técnicas especiales de embalsamamiento con un feto abortado, o invocar al espíritu.
Debe tomarse en cuenta que el Toyol es esencialmente un niño, y debe tratársele como a uno vivo. Se le deben hacer las siguientes ofrendas con el fin de desarrollar un lazo afectivo con él: servirle un vaso de leche cada mañana, regalarle juguetes, ropa, dulces y panecillos; rezarle usando una vela negra e incienso;  finalmente el dueño debe dejar caer gotas de su propia sangre en el figurín del Toyol.
Un Toyol.
 El dueño puede usar al Toyol para robar cosas y ocasionar el caos. De acuerdo a una superstición bien conocida, si el dinero o la joyería de alguien comienza a desaparecer misteriosamente; un Toyol fue responsable de ello,  la única forma de ahuyentarlo es poner agujas bajo el dinero, pues los Toyols le tienen miedo a las agujas.
Según la mitología de la isla de Java, la criatura es mantenida por un practicante de magia negra, en especial un tipo conocido como "pesugihan tuyul", la cual es una rama de la brujería enfocada en enriquecer de manera instantánea a una persona; siempre y cuando el dueño ejecute rituales y ofrendas necesarias para mantener feliz al Toyol. Según este mismo mito, el Toyol (o tuyul) debe ser alimentado con el pecho de una mujer; solo que el Toyol extrae sangre en lugar de leche materna.
En algunas aldeas, se sabe que los Toyols pueden ser usados para sabotaje y crímenes menores; pero con rituales específicos, el espíritu puede incrementar su poder e inclusive gana la habilidad de cometer asesinatos. Si una persona se vuelve rica inexplicablemente, se sospecha que mantiene un Toyol escondido en un tarro o urna, las cuales son guardadas en un lugar oscuro hasta que sea necesitado.
No se sabe qué ocurre para terminar un contrato con un Toyol, aunque se cree que la urna conteniendo la figura debe ser enterrada en un cementerio para hacer descansar al espíritu. Otro método posible es arrojarlos al mar, o de lo contrario; un Toyol puede ser pasado de generación en generación, lo que sugiere que una vez que se obtiene uno; todos los descendientes del dueño estarán condenados a hacerse cargo del espíritu.
También puede ser exorcizado por el dueño o un "bomoh" (un chamán), y ya al no tener un amo; el Toyol puede vagar libremente por la selva o visitar casas como un observador incapaz de interactuar con los residentes. Según una tradición oral, un Toyol confesó una vez que le gusta mirar las vidas de las personas sin molestar, aunque también le gusta jugar con juguetes encontrados en algunas casas.
Así pues, el Toyol sin amo es una criatura es inofensivo; pero al igual que un arma, puede volverse peligroso si una persona sin escrúpulos lo consigue dominar.
El Toyol es capaz de robar joyería y dinero aún si están ocultos, pues es capaz de ver a través de barreras y muros usando sus gigantescos ojos rojos para encontrar cualquier posible objeto de valor. Luego de robar, los únicos rastros de su presencia son huellas de pies y manos pequeños encontradas en la escena del crimen si es que había polvo o el Toyol estaba sucio.
También se maneja que una vez que una pareja va a casarse, si uno de los familiares cuenta con un Toyol; la criatura visitará a los recién casados durante la noche de bodas, y que succionará sangre del pie de la novia hasta que ésta despierte. Esto incrementa los poderes del Toyol, pues luego de chupar el pie de la novia, el espíritu se hará más rápido y fuerte.

Las debilidades del Toyol se encuentran primariamente en su poca inteligencia. Pueden ser engañados fácilmente con canicas, frijoles, arena y dientes de ajo colgando de una puerta o puestas en alguna parte de la casa. El Toyol comenzará a jugar con estos objetos hasta que olvide qué hacía en casa de la víctima. Otro método es poner el dinero bajo espejos, ya que los Toyols temen a su reflejo.
eir reflection.

El Koman-tong y la Koman-lay.
En Tailandia, los Koman-tong masculinos y las Koman-lay femeninas, también conocidos como "Niños Dorados"; son usados para protección, pues se supone pueden susurrar al oído sobre peligros inminentes. Los Koman-tong son espíritus de niños muertos que los monjes adoptan para darles un cuerpo de "reemplazo", el cual es usualmente una figurita hecha de corteza de árbol, coral o huesos de bebé. Entonces se les pone en un contenedor y se les baña en perfume o sangre de pollo.
Los Kuman-tong más poderosos son hechos por hechiceros que viven en las montañas mediante un ritual que involucra un cuerpo de reemplazo siendo bañado en el aceite de un cadáver. Este ingrediente es crucial para darle más poderes al Toyol. Este aceite se obtiene cortando la barbilla de un cadáver y cocinándola en una olla hasta que la carne y la grasa se vuelvan un aceite espeso.
 
Kwee Kia.
 En China, el Kwee Kia es un muñeco hecho a partir de un feto abortado. Un médium toma estos pequeños cadáveres y les corta la cabeza. Una vez que las cabezas han sido recolectadas, son secadsa y cocinadas para obtener aceite de cadáver, mientras los huesos de sus cuerpos son tallados para convertirse en cuerpos de reemplazo. Se dice que deben ser ordenados especialmente antes de poder obtener uno.
Si el feto tiene cinco meses, se debe hacer el cuerpo de reemplazo a partir de sus propios huesos; y en dicho caso se vuelven más poderosos. Los Kwee Kia de las montañas son supuestamente más la variedad más poderosa existente.
 
Las reglas del Toyol.
1. El Toyol protegerá a su dueño, hablará con él y hará cosas por él. Algunos Toyol pueden ser asignados a buscar espíritus vagabundos de niños para que puedan convertirse en Toyol.
2. No les gusta ser abandonados, y matarán si se les provoca. Pueden matar cortando la garganta con sus afiladas garras o estrujando el corazón de una persona.
3. Pueden pasar a través de muros e incluso cuerpos humanos para ver dentro de ellos. Algunos médiums los usan para diagnosticar enfermedades.
4. Pueden tomar posesión del cuerpo de su dueño si están hambrientos durante la noche. Debido a que prefieren la carne cruda, el dueño a veces comerá carne cruda a mitad de la noche, sin siquiera enterarse. El comer carne cruda hace al Toyol mucho más poderoso.
5. Son extremadamente celosos, en especial cuando saben que un bebé viene en camino.
6. Sus poderes aumentan cada año.
7. El dueño debe darle de comer sangre el 14 de cada mes, y son muy melindrosos respecto a sus patrones de alimentación. No tocarán algo como una toalla sanitaria, pues les disgusta.
8. Son usados por sus dueños para obtener información.
9. Pueden darle a sus dueños información sobre una mesa de apuestas, pero esto es demasiado difícil ya que los casinos usualmente tienen sus propios Toyols cuidando el lugar. El casino también emplea a maestros espirituales para bendecir el lugar y que los Toyols ajenos no puedan acceder al interior. El dueño tiene más suerte si juega con sus amigos o en un lugar sin protección.
10. Los Toyols también son usados por quienes dicen la fortuna, ya que por lo regular son enviados hacia casa de un cliente para obtener información específica que le permita al dueño saber ciertos datos específicos.
11. Incluso pueden ayudar a su dueño a seducir mujeres.
12. Pueden tornarse en contra de su dueño; en especial si viene un bebé en camino. Se volverán celosos, harán que el dueño tenga mala suerte y pierda objetos.
13. Al obtener un Toyol de un maestro espiritual, él debe enseñar todas las formas de controlarlo. Enseñará cantos para darle instrucciones al Toyol como por ejemplo, cuando comer, buscar información necesaria para el dueño o hacer cosas en específico. También hay un canto que le indica al Toyol  que será golpeado o encerrado si no obedece.
14. Si no se le cuida, a veces creará problemas para el dueño; así que debe ser llevado al maestro espiritual para que el Toyol pueda quejarse con su creador sobre las actitudes de su dueño.
15. Para deshacerse de un Toyol, se debe llevarlo de vuelta a su creador. Pero las complicaciones pueden surgir si el maestro muere. Entonces debe buscarse al discípulo de éste para arreglar el problema. Si no hay discípulo disponible, entonces habrá mayores complicaciones y debe llamarse a otros maestros espirituales o exorcistas para convencer al Toyol de irse.
16. Lo que el Toyol desea más que nada, es reencarnar o renacer. Pero algunos no eligen ese camino porque al reencarnar pueden no renacer como humanos. Por lo que son y lo que han hecho, son juzgados por los dioses y deben pasar por ciclos de cientos de años (renaciendo como animales) antes de poder volver a renacer como humanos. Por eso prefieren seguir siendo Toyols. Un dueño puede elegir que su Toyol ocupe el cuerpo de un hijo antes de nacer.
17. En caso de que su botella o urna se rompa, el Toyol será más poderoso ya que está libre y no hay nada que lo contenga. El dueño puede ser castigado por romper la botella, y debe conseguir una botella nueva y rellenarla con aceite de cadáver.
18. Al igual que un niño, para que el Toyol pueda conseguir algo; deben dársele instrucciones específicas. Por ejemplo, para que pueda obtener una cantidad específica de dinero; se le deben enseñar primero las denominaciones del dinero, decirle que será recompensado por cada denominación distinta (por ejemplo, 10 dólares a cambio de un dulce, 50 a cambio de más dulces); o mostrarle como se ve un billete de cierta cantidad y decirle cual será la recompensa si es que trae un billete idéntico.
 19. No pueden hacer predicciones para números de cuatro cifras o más, pero hay raros casos en los que un Toyol poderoso puede pedirle los números a un fantasma.
20. Entiende varios lenguajes.
21. Le gusta ser tratado como un bebé. Disfruta ser abrazado y que le canten canciones de cuna. A veces bajo la cama de un dueño, habrá juguetes, canicas, carritos y chupones. También le gusta que le den dulces y juguetes. Algunos incluso pueden usar un triciclo. También se supone que les gusta jugar con agua.
22. Para saber si la casa tiene un Toyol, puedes acomodar varios carritos en una línea. Con el tiempo verás que se han movido de lugar.
23. Durante la hora de la comida, el Toyol y su dueño deben comer juntos. Se le debe dar un plato de la misma comida que el dueño. Y si el dueño olvida hacer esto, a la mañana siguiente encontrará moretones en su cuerpo como advertencia. Si la circunstancia no les permite comer juntos, entonces el Toyol debe comer primero que el dueño. La comida que se le ha ofrecido a un Toyol, supuestamente se pudre más rápido.
24. No se puede abandonar a un Toyol en un país extranjero. Se supone que pueden adherirse al equipaje y volver de regreso a casa por sí solos.
25. El Toyol se alimenta de la sangre de su dueño, y eventualmente establece un enlace con él; por lo que al pasar el tiempo, el lazo es tan poderoso que no hay necesidad de palabras habladas, y los dos se pueden comunicar mediante "el corazón". Llega incluso al grado en que puede leer el pensamiento de su dueño y en algunas ocasiones pueden saber que el dueño inclusive quiere abandonarlos. Por esto, se comunican con su dueño mediante sus sueños.
26. El Toyol se quejará con su dueño si no se le trata bien. Debe querérsele como a un hijo. Muchos dueños de Toyols no saben que tienen una responsabilidad con ellos, y solo se preocupan de los beneficios que traen. No son mascotas que pueden ser abandonadas.
27. Los malayos pasan el Toyol a sus hijos porque saben que el espíritu lo ha ayudado y quieren que haga por sus hijos lo mismo que hizo por ellos.
28. Inicialmente, no se sabe que el Toyol está en una casa; pero al pasar el tiempo, se puede percibir perfectamente por donde anda y qué está haciendo.
29. Hay Toyols femeninos, pero los masculinos son más comunes porque las niñas Toyol son más peligrosas y difíciles de controlar. El lazo con sus dueños es más fuerte y más cercano, y por ello son más posesivas y celosas. También tienden a ser demasiado tercas, y si quieren algo en específico; no negocían por ello. Prefieren muñecas en lugar de carritos, y no harán todas las cosas que un niño Toyol haría. Son más hogareñas y no harán cosas como robar, pero defienden el hogar y atacan a los ladrones. Debido a su "falta de efectividad" y problemas de control, las Toyols femeninas no son comunes.
30. Los Toyols deben ser vestidos. Los dueños deben comprarle ropa para bebés y ponerla en un gabinete para que puedan usarla.
31. Si el Toyol sabe que el dueño planea destruirlo, se asegurará de que el dueño muera también.

2 comentarios: