martes, 6 de octubre de 2015

El monstruo del lago Iliamna.

En las aguas del lago Iliamna en Alaska, existe un críptido misterioso cuya leyenda ha perdurado hasta estos días. El monstruo, apodado "Illie", ha sido visto durante décadas y se le atribuyen varias muertes y accidentes misteriosos.
Ha llamado la atención no solo de curiosos y los medios, si no de pescadores profesionales y figuras de la televisión como Jeremy Wade, quien intentó pescar a Illie durante un episodio de su programa "Monstruos de Río". Se dice que mide más de diez metros y tiene fuerza suficiente como para volcar botes y volcarlos; y aunque no hay evidencia física concluyente sobre su existencia, los reportes siguen apilándose hasta la actualidad.

El lago Iliamna.

Locación del lago Iliamna en Alaska.
El lago Iliamna se localiza al suroeste de Alaska, tiene una superficie de 2.622 kilómetros cuadrados y es el lago más grande del estado; así como uno de los más grandes de Estados Unidos. Tiene cerca de 300 metros de profundidad y se localiza a 15 metros sobre el nivel del mar.
Debido a su locación en las tierras salvajes de Alaska, la forma más fácil de llegar a él es por medio de aviones que acuatizan en la superficie durante el verano, fecha en la cual también se puede acceder mediante un viaje en bote a lo largo del río Kyichak.
Hay pocas personas que habitan la región, aunque se sabe que ha sido habitada durante siglos por cazadores, colonos, comerciantes rusos de pieles e inclusive la gente nativa de la tribu Dena'ma.

Los Tlingit y Gonakadet, la Orca Lobo.
Una escultura del Gonakadet.
Los primeros reportes de que algo habita el lago vienen de la tribu Tlingit, quienes narraban historias del "Gonakadet" o "Wasgo"; un gran animal marino con cabeza de lobo y el cuerpo de una orca. Se le consideraba un "dios de los peces" y aparece en imágenes grabadas a lo largo de las costas de Alaska y la Columbia Británica.
Los Aleut, otra tribu esquimal, contaba con leyendas de los "Jig-ik-nak", peces monstruosos que viajaban por las aguas en grupo y atacaban canoas para matar a los guerreros de las tribus. Estas bestias eran temidas y los Aleut se negaban a cazarlas por respeto. Estas leyendas se propagaron a los colonos europeos, que se preguntaban qué rayos eran esas criaturas tan odiadas por los valerosos Aleuts.

Los primeros avistamientos.
Conforme la civilización alcanzó las frías tierras de Alaska y los vuelos llegaron a las aguas del lago Iliamna, muchos pilotos y curiosos atraídos por las leyendas comenzaron a ver grandes peces grises que nadaban cerca de la superficie y se sumergían una vez que las aeronaves se acercaban lo suficiente.
En 1979, el diario Anchorage Daily News ofreció cien mil dólares a quien pudiera probar la existencia de Illie. Hasta el día de hoy, sigue sin cobrarse la recompensa.
Sin embargo, el encuentro más extraño (y cercano) a la bestia fue el que le ocurrió a Chuck Crapuchettes, un misionario que encontró a Illie en dos ocasiones. De acuerdo al religioso, uno de sus amigos intentó pescar al pez usando un cable de acero, ganchos para pescar marlins y tiburones, y carnada consistente de trozos de caribú; los cuales ató al tren de aterrizaje de su hidroplano.
No tenía mucho de que el hombre estaba sentado en la cabina y flotando sobre las aguas, cuando la aeronave se sacudió y algo comenzó a remolcarlo. El hombre cayó del vehículo y nadó frenéticamente hacia la orilla, viendo con terror como algo desconocido jalaba su avión a lo largo del lago.
Cuando por fin se pudo recuperar el hidroplano, Crapuchettes y sus amigos se encontraron con que los cables habían sido arrancados limpiamente.

La identidad de Illie.
Un esturión blanco.
Se cree que Illie podría estar relacionado al Ogopogo del lago Okanagan al sur, en la Columbia Británica; aunque otros descartan dicha teoría al mencionar que el Ogopogo es más bien una serpiente marina que un gran pez.
El biólogo Jeremy Wade sugiere que Illie podría no ser más que un esturión blanco, el cual es nativo de las aguas de Alaska. Esta teoría es apoyada por la Comisión de Pesca de los Estados del Pacífico; quienes explican que además de ser nativo de Alaska, el esturión blanco es el pez más grande de agua dulce en América del Norte, puede llegar a pesar más de una tonelada, medir más de seis metros de largo y vivir cerca de un siglo.
La teoría del esturión como identidad de Illie puede sustentarse en sus hábitos como un pez de agua profunda, aunque pierde cierta validez al saberse que en el lago Iliamna no hay evidencia alguna de una población de esturiones blancos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario