martes, 16 de febrero de 2016

Los vigilantes oscuros.

En las montañas de Santa Lucia, California, existe la leyenda de un grupo de seres misteriosos conocidos como "Los Vigilantes Oscuros".
Quienes los han visto, los describen como fantasmas gigantescos de color negro, que se alzan en los bordes de los acantilados y montañas de la sierra al atardecer. Al parecer se quedan observando el horizonte de las montañas como si buscaran algo, para desaparecer al cabo de unos segundos tras ser vistos.
Nadie sabe quienes o qué puedan ser, de donde vienen o porqué están ahí. Y mucho menos se sabe qué pueden estar buscando. Los indios Chumash hablaban de ellos en leyendas, y hay pinturas rupestres en cavernas de las montañas que muestran imágenes de los seres. Incluso el legendario autor John Stembeck los menciona en su historia corta, "Flight":

"Pepe miró a la cima del risco más cercano. Vio una forma oscura recortada contra el cielo, un hombre de pie sobre una roca; y desvió la mirada para tratar de no verse entrometido. Un momento después, al voltear de nuevo, la figura ya se había ido".

En 1937, el poeta Robinson Jeffers los menciona en su poema "Qué clase de consejos me das" como "formas que parecen humanas pero que ciertamente no lo son". 
En la década de los sesenta, un habitante de la península de Monterey los vio mientras escalaba las montañas. Tuvo el tiempo necesario para estudiarlo y darse cuenta de que la figura parecía estar escudriñando las montañas. 
Otros avistamientos recientes los describen usando una capa y sombrero oscuro, similar a las descripciones del Sombrerero y otras gentes de sombras.

"Una mañana, me encontraba conduciendo por el camino que va de San Juan a Hollister, cuando vio una figura grande y negra de pie al borde de las montañas, lo cual es muy raro, pues nunca había visto a nadie atravesando las rejas de alambre de púas en todo el tiempo que llevo cruzando ese camino.
Conduje despacio, intrigado. La figura parecía estar mirando a la distancia, hacia los valles y montañas como el Pico Fremont. Llevaba una especie de capa muy amplia con hombros anchos, y por la 'joroba' en su espalda pensé que se trataba de un cóndor; pero en realidad medía más de tres metros, mucho más grande que cualquier ave. La sombra o persona no se dio cuenta de que estaba ahí, y desapareció cuando el auto se acercó lo suficiente como para tener una imagen clara de ella."
-Anónimo, 2010.
Las montañas de Santa Lucía.
"He visto una figura de más de dos metros en una de las montañas cerca de Bernal durante las épocas de invierno. Siempre la veo cuando es luna llena y el cielo está claro, y no me da miedo, porque al trabajar como ingeniero para una compañía encargada de monitorear sismos en las región he escuchado de compañeros que pasan por cosas más raras. En una ocasión, un colega me llama para decir que ha visto al 'Jeeper Creepers', que tiró todas sus cosas y corrió de vuelta a su camión .
Así que como no quiso volver, me vi obligado a caminar a la montaña para terminar su trabajo. Entonces vi a esa cosa. Alto, enteramente negro y perfectamente visible aún contra el cielo nocturno. Tomé mi cuchillo de bolsillo y me acerqué, decidido a confrontarlo, pero se movió demasiado rápido y desapareció de mi vista en segundos. Solo puedo decir que no vi su rostro, pero vestía con una túnica como la de la Muerte."
-Anónimo, 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario